Protección de datos. Un curso diferente con un resultado diferente

Artículo de Blanca Fernández-Galiano, abogada experta en protección de datos, auditora de cuentas, especialista implantadora de SGSI (Sistemas de Gestión de Seguridad de la Información) AENOR. y formadora del taller ¿Cómo adecuar su empresa a la Ley de Protección de Datos?, que se impartirá en la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza los días 24 y 25 de septiembre de 2012.


En los últimos años ha proliferado la oferta de numerosos cursos sobre protección de datos, hasta hastiarnos, la mayoría de ellos basados en la amenaza de cuantiosas multas por el incumplimiento de la Ley. Vengo observando que este tipo de ofertas ha supuesto un rechazo a la LOPD por parte de empresas y profesionales que ni saben de la Ley, ni la comprenden bien y ni siquiera entienden para qué sirve. Simplemente saben (no todos) que tienen que cumplirla y que si no, vendrá una especie de “ogro” llamado “Agencia de Protección de Datos” y les sancionará.

Las empresas y los profesionales están hartos de conceptos “raros”, extraños al lenguaje empresarial, que ni entienden ni tienen interés en entender, porque disponen de poco tiempo y lo quieren dedicar a la gestión de sus empresas. Lenguaje jurídico que asusta y abruma. Al empresario no le interesa aprender sobre obligaciones, ni saber de derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelació y oposición), de encargados del tratamiento, de documentos de seguridad, de responsables de seguridad, de consentimiento informado, etc.

A lo largo de mi experiencia en esta materia, he podido constatar que lo que necesita el empresario son soluciones capaces de asegurarles la tranquilidad de cumplir con la ley sin esfuerzos, de forma clara y estructurada. Si, además, esta solución aporta valor a sus empresas, mucho mejor.

Imaginemos que proporcionamos a las empresas herramientas para facilitar este cumplimiento y a través de ellas aprender a cumplir con la ley sin esfuerzos.

Imaginemos un curso sobre protección de datos que consiga que, a su término, el empresario salga con la adecuación a la ley de su empresa, totalmente personalizada, incluidos el Documento de Seguridad, la inscripción de ficheros y todas las cláusulas y contratos necesarios que exige la ley, totalmente formalizados.

Puestos a imaginar, imaginemos también que, al término del curso, el empresario dispone de una herramienta con la que podrá seleccionar la cláusula, documento o contrato que necesite en cada momento y situación, a través de un gestor de procedimientos. Es decir, de un tutor integrado que le asesore sobre cómo actuar con la seguridad de que le proporcionará la respuesta adecuada.

Y, por último, imaginemos que, una vez concluido el curso, el empresario habrá sacado partido a la Ley porque habrá organizado su empresa y tendrá un mayor conocimiento de ella, habiendo establecido las medidas necesarias, no sólo para proteger los datos de carácter personal que se tratan habitualmente en las organizaciones, sino también toda aquella información sensible y valiosa de que dispone la empresa.

Esto es lo que hemos conseguido con DATALEY, un curso que a través de su aplicación permite al empresario y al profesional sacar partido a la LOPD, ordenando y protegiendo la información de la empresa que servirá, no sólo para cumplir con la Ley, sino también para controlar los datos importantes de la empresa que requieren una atención y seguridad especial. ¿No es importante controlar quién tiene acceso a los datos? ¿No es importante mantener un inventario de equipos y aplicaciones? ¿No es importante mantener un inventario de contratos de servicios? ¿No es importante conocer qué incidencias ocurren en la empresa y cómo solucionarlas?

A mi parecer, no es que sea importante, es que lo considero primordial.

Por eso, porque queremos darle utilidad al cumplimiento de una ley, es por lo que hemos creado un curso diferente, un curso en el que lo mejor, es el resultado final, la propia adecuación a la Ley de Protección de Datos de la empresa o del profesional que le dejará preparado para cumplir con la Ley y para proteger y controlar la información de la empresa.

Y lo mejor de todo es que el empresario conseguirá este control sin necesidad de leer y estudiar documentos farragosos, difíciles de consultar, repetitivos y complejos de cumplimentar.

Otros relacionados:

Contactar

Sede Cámara

Desireé Pérez-Lizano Lozano

Servicio de Formación
976 30 61 61 (ext. 116)
dperezlizano@camarazaragoza.com

  • Twitter