¿Portátil o sobremesa?

Hubo una época en que tener un ordenador portátil era exclusivo de profesionales independientes y grandes ejecutivos, o bien capricho de tecno adictos (aquí me incluyo). Parecía que entrar en el despacho de un director de empresa, abogado o economista (etc) que no tuviera un bonito portátil encima de su mesa le restaba toda credibilidad a parte de perder cierto glamour que algunas personas podían considerar que dicho puesto debía tener. Eran portátiles que realmente no eran muy llevables, debido a su peso y la corta duración de sus baterías. Pero, ¿y lo bien que quedaban?

Leer más en Pymes y autónomos.

Contactar

Foto Comercio electrónico

Comercio electrónico

Sede central
976 30 61 61 (ext. 115)
nsamaniego@camarazaragoza.com

  • Twitter
  • Linkedin