Cómo registrar un dominio

1. ¿Para qué me sirve un dominio?

“Un dominio de Internet es un nombre base que agrupa a un conjunto de equipos o dispositivos y que permite proporcionar nombres de equipo más fácilmente recordables en lugar de una IP numérica. Permiten a cualquier servicio moverse a otro lugar diferente en la topología de Internet, que tendrá una dirección IP diferente” (Fuente: Wikipedia).

Por ejemplo: en lugar de tener que escribir 132.241.231.142 para acceder a un recurso en Internet podemos escribir simplemente www.midominio.com

Un dominio permite configurar los servidores de nombre o DNS (Domain Name Servers): “Estos números (mínimo 2) figuran en el registro de los dominios y muestran las direcciones IPs de los servidores que se harán cargo de las peticiones al dominio y de redirigir las mismas a donde proceda en base a la naturaleza de cada petición” (Fuente: Wikipedia).

2. Tipos de dominio

Se distinguen muchos clasificándose principalmente por genéricos (.com .net .org …) y por distribución geográfica (.es . eu .uk …).

Los tipos de dominio que principalmente se usan responden a los siguientes casos:
–    .com (dominio genérico)
–    .net (dominio genérico)
–    .org (dominio genérico)
–    .es (código territorial de España www.nic.es)
–    .eu (código territorial de Europa www.eurid.eu)

3. ¿Dónde comprarlo?

Existen una infinidad de agentes registradores, sólo hace falta escribir dominio o dominios en un buscador.

Una recomendación es que si quieres tener un soporte en tu idioma y que puedas llamar y una factura con IVA para desgravar es más recomendable un registrador español.

4. Comprobar la disponibilidad del dominio.

Para comprobar si un nombre de dominio está disponible se utiliza un buscador de nombres de dominio. Todos los servicios dónde podemos contratar un dominio lo tienen disponible y bien visible.

Estos buscadores de nombres nos indican si el dominio esta libre, y en el caso contrario suelen incluir la herramienta popularmente conocida como whois que permite ver los datos con que ha sido registrado.

5. El propietario del dominio.

El titular del dominio recibe el nombre de propietario del dominio. Esta persona, que puede ser tanto física como jurídica, posee todo los derechos sobre el nombre de dominio por el período de tiempo contratado con el Registrador. Es la única autorizada para efectuar cambios o ceder los derechos sobre su nombre de dominio durante el período contratado con el registrador.

Al registrar el dominio debe asegurarse que los datos del propietario coinciden realmente con los de nuestra persona física o jurídica, evitando que pueda ser registrado por terceros (como puede ser una empresa proveedora de servicios informáticos) que podrían ser sustituidos en cualquier momento.

6. El contacto administrativo del dominio.

El contacto administrativo es el representante legal del propietario del dominio y tiene acceso a los datos del dominio, pudiendo cambiarlos cualquier momento. Tiene potestad para cambiar los datos de registro, servidores de nombres (DNS) y en su caso, la redirección web donde el dominio apunta al ser accedido.

Es fundamental que la dirección de correo electrónico del contacto administrativo no pertenezca al propio dominio contratado y vaya a perdurar en el tiempo pues es el recurso fundamental en última instancia con el que se puede operar con el dominio (Por ejemplo: solicitar la contraseña de acceso al panel en caso de olvido).

Normalmente, todas estas modificaciones pueden realizarse a través de un panel de administración al que puede accederse mediante un nombre de usuario y una contraseña que le son otorgados al contacto administrativo en el momento del registro.

Al registrar el dominio debe asegurarse que los datos del contacto administrativo pertecen o están en manos de nuestra persona física o jurídica o de un miembro o tercero con el que se vaya a mantener una relación estable y duradera, evitando que pueda ser registrado por terceros (como puede ser una empresa proveedora de servicios informáticos) que podrían ser sustituidos en cualquier momento.

7. El contacto técnico del dominio.

El contacto técnico es la persona o entidad que tiene potestad para ejercer o administrar cambios de tipo técnico en el dominio como pueden ser cambio de los servidores de nombre (DNS).

En este caso los datos suelen ser los de una persona interna con conocimientos o responsabilidades en dicho área, o en la mayoría de los casos con la persona o entidad externa que provee de los servicios informáticos relacionados.

8. El contacto de facturación del dominio.

El contacto de facturación sólo puede solicitar y modificar los datos relacionados con facturación, pudiendo renovar el dominio. Toda la información relacionada con la renovación del dominio es enviada a esta dirección de contacto.

9. Consejos prácticos (resumen).

Si va a proceder al registro de su dominio, asegúrese de constar como propietario y como contacto administrativo. De no ser así, puede tener dificultades cuando pretenda cambiar los DNS u otros datos relacionados con su dominio. Si es posible, no utilice direcciones e-mail de su propio dominio para los datos del contacto administrativo.

Contactar

Foto Comercio electrónico

Comercio electrónico

Sede central
976 30 61 61 (ext. 115)
nsamaniego@camarazaragoza.com

  • Twitter
  • Linkedin