Cómo preparar y aprovechar la expansión global

 

Son tantos los factores que hay que tomar en consideración en un proceso de internacionalización y los posibles modelos para llevarlo a cabo que resulta complicado saber de qué depende su éxito. La experiencia muestra que alcanzarlo está más ligado a la implementación que a la formulación de la estrategia de internacionalización.

La crisis económica nos ha recordado que la internacionalización es muy importante para la supervivencia y el éxito de la empresa en el largo plazo. Las empresas que no tenían una presencia internacional consolidada, la buscan ahora en un entorno de recursos limitados. La internacionalización de la empresa requiere de un compromiso y esfuerzo considerables, y mucha paciencia para cosechar los beneficios de una presencia global. Los beneficios a corto plazo a menudo se reducen y el riesgo operativo de la empresa aumenta en las etapas tempranas. Existe una fase de aprendizaje y experimentación en los mercados internacionales que la empresa debe quemar para consolidar sus operaciones globales. Cuanto más rápido supere la empresa esta fase, mejor.

Preparar el “banquillo” de directivos

Los procesos de expansión global de las empresas se inician cuando aparece una oportunidad y alguien en el equipo directivo está dispuesto a aprovecharla.

Dicho esto, es recomendable que las empresas se preparen para aprovechar la oportunidad cuando
aparezca. Sin duda, disponer de una parte del equipo directivo preparado para dar un salto internacional es
un requisito indispensable y tener una hoja de ruta de las sucesiones de los directivos con perfil internacional
aún lo es más. Ahora bien, mantener un proceso de seguimiento estructurado de los mercados internacionales ayuda muchísimo. No todo es cuestión de suerte; además de tener la oportunidad, se ha de estar preparado para aprovecharla.

Los procesos de internacionalización temprana suelen ocurrir cuando las empresas han alcanzado una cierta posición de liderazgo en el mercado de origen. Sin embargo, esto no es una garantía de estar preparados para el reto de la internacionalización. A menudo, una de las razones que ha llevado a la empresa al liderazgo es su capacidad de competir utilizando sus recursos (siempre escasos) de la mejor manera posible; entre otros activos clave, destaca el equipo directivo.

 

Pedro Parada

Dr. ESADE

Profesor del PLD en Zaragoza (Programme for Leadership Development)

Fuente: Ediciones Deusto. Referencia n.º 3958

Contactar

Sede Cámara

Carolina Tobía Pérez

Servicio de Formación
976 30 61 61 (ext. 261)
ctobia@camarazaragoza.com

  • Linkedin